Manifiesto AIME por el Día del Trabajo

El pasado 1 de Mayo, a propósito de la celebración del Día del Trabajo, el presidente de la asociación, Pio Iglesias, comparte una reflexión para tod@s l@s Interim Managers reivindicando  este momento como clave para poner en valor el expertise y que se establezcan unas normas claras de juego. 

Este es el manifiesto completo:

Este año estamos viviendo un día del trabajo diferente debido a la situación de confinamiento en la que estamos inmersos. Pero yo creo que no solamente es diferente por eso. De una u otra manera hay aspectos vinculados al trabajo que ya venían cambiando desde hace algún tiempo y que, quizás ahora con esta situación, o se están acelerado o se van a implantar con fuerza, ya que la tendencia es imparable. ¿Realmente se celebra el día del trabajo o del puesto de trabajo? ¿Un puesto de trabajo solamente se puede “ocupar” con un contrato laboral? ¿Ese puesto de trabajo va a ser siempre definido de la misma forma o va a evolucionar? ¿Va a hacer falta siempre el mismo tipo de perfil de persona para desempeñarlo?

No voy a repetir la manida temática de estas semanas relacionada con el teletrabajo porque hay personas que saben mucho más que yo de esto, pero momentos como los actuales nos enseñan que las reglas de juego para las empresas no son ni serán invariables porque hemos visto o, en algunos casos sufrido, que no siempre dependen de nosotros. Pero sí, podemos echarle la culpa al gobierno o al árbitro, si así nos quedamos más tranquilos. La vida sigue y tenemos que aprender a convivir con las nuevas circunstancias, aprovechando las nuevas oportunidades que van surgiendo. Si no fuera así, los rankings empresariales seguirían siendo los mismos desde hace años y, no solo hablo del tamaño de las empresas, sino también de las políticas respecto a su entorno, entre ellas hacia las personas.

Circunstancias así nos recuerdan que, en momentos de cambio, no gana el más fuerte si no el que más rápidamente se adapta al nuevo entorno y, lo que valía el 14 de marzo, seguramente ya no vale hoy. Y esto afecta también al trabajo. Hay personas que están dispuestas a adaptarse a estas nuevas normas de juego. Por su expertise, formación y experiencia, que conforman su aptitud, pero también por su actitud, no quieren y no encajan en posiciones permanentes porque no creen en ellas, ya que no siempre son necesarias. Les gustan los retos. Se mueven como peces en el agua en entornos de dificultades, en esos momentos donde no sabes qué camino elegir y el quedarte quieto no es una opción. No son ni los más listos ni los más guapos, pero la vida les ha enseñado a navegar en la tormenta y es en esas circunstancias donde más pueden aportar a las empresas. Pero ojo, no tienen la varita mágica, porque si no estarían disfrutando de una vida placentera. Estas personas son los y las Interim Managers y yo tengo el orgullo de representar a muchos de ellos y de ellas como Presidente de la Asociación Interim Management España. No quieren un contrato laboral indefinido porque no encaja en su filosofía de vida ni de trabajo, ya que quieren asumir nuevos desafíos cada cierto tiempo y, además, es ahí cuando más pueden poner en valor su expertise.

Es por todo ello por lo que, desde mi humilde representación, reivindico la forma de trabajo de todos ellos y ellas y que hoy también se celebra, pero que necesita un entorno normativo adecuado a estas circunstancias, que ya no son nuevas y que han venido para quedarse.

Pío Iglesias Carrera
Presidente de la Asociación Interim Management España (AIME)